AISLACION TERMICA DE TECHOS
Pagina nueva 2

El techo es la parte del edificio más expuesta a los factores climáticos (lluvia, viento, cambios térmicos, radiación solar, etc.), que inciden desde el exterior, y a la humedad ambiente desde el interior.
Si no está correctamente aislado, ello puede traer como consecuencia condensaciones de humedad con sensación de disconfort y/o deterioro de los materiales. Una adecuada solución a los problemas expuestos, es aplicar planchas de poliestireno expandido, con lo que se mejoran notablemente las condiciones de habitabilidad de la vivienda, brindando un importante ahorro de energía utilizada en el acondicionamiento térmico de los edificios.

A continuación detallamos diferentes sistemas constructivos:

  • TECHO PLANO MACIZO DE UNA HOJA

  • AZOTEA TRADICIONAL DE ALTA TRANSITO

  • TECHOS DE CHAPAS ONDULADAS

  • TECHOS CON CUBIERTAS DE CHAPA TRAPEZOIDAL

  • TECHOS DE TEJAS CERAMICAS (Techo Ventilado)

  • TECHOS INVERTIDOS


Pagina nueva 1

Techo plano macizo de una hoja

Como consecuencia de las diferencias térmicas en la estructura resistente de hormigón se producen importantes movimientos. Estos pueden causar daños en la mampostería, en el caso en que la losa de hormigón no esté sustentada en forma deslizable.

En el caso de un techo plano de una hoja, todas las capas que cumplen con funciones relacionadas con la humedad, el calor y constructivas, están unidas entre sí sin la intercalación de una cámara de aire.

En función del diseño del techo, el material aislante se coloca suelto, fijado con adhesivo en caliente o en frío o a través de una fijación mecánica.

El peso específico aparente del poliestireno expandido debe ser de 20 Kg./m3, ó de 25 Kg./m3 si la cubierta es transitable o tiene sobrecargas.

Las planchas pueden ser de bordes rectos o con machimbrado. Se adhieren sobre la superficie del techo, al que previamente se le coloca una capa de compensación de presiones de vapor y la barrera de vapor. Como adhesivos, deben emplearse aquellos asfaltos que no contengan solventes.

También se utilizan sistemas en los que se combinan el poliestireno expandido con la membrana asfáltica armada con velo de vidrio o polietileno, que permite, en una única capa, lograr una excelente impermeabilización junto a una eficiente aislación térmica. En este caso el poliestireno expandido se encuentra seccionado para permitir la presentación en rollos y la adaptación a las distintas superficies en obra, o bien, se suministra en planchas con la membrana adherida y los solapes previstos.

Como alternativa a lo indicado se puede colocar el contrapiso sobre la aislación térmica, disponiendo entre ésta y la losa, una barrera de vapor, la que puede tener una capa de compensación de presiones de vapor de agua en su parte inferior. El contrapiso deberá construirse con las juntas de dilatación requeridas, para permitir la dilatación térmica.

En muchos casos se ha demostrado, que es más económico suprimir el contrapiso y materializar la pendiente necesaria con espesores variables de poliestireno expandido, quedando el mayor espesor resultante a favor de una mejor aislación térmica.

Azotea tradicional de alto tránsito

Son aquellas frecuentemente terminadas con cerámica rojas. En estas la aislación térmica se coloca por debajo del contrapiso y sobre una barrera de vapor, la que puede tener una capa de compensación de presiones de vapor de agua en su parte inferior.

El contrapiso deberá construirse con juntas de dilatación requeridas, para permitir la dilatación térmica.

El peso específico aparente del poliestireno expandido debe ser de 20 Kg./m3, ó de 25 Kg./m3.

Techos de chapas onduladas

La colocación de las planchas aislantes de poliestireno expandido se realiza en forma simultánea con la colocación de las chapas onduladas.

Las planchas de poliestireno expandido deben ser del tipo difícilmente inflamable con un peso específico aparente de 15 Kg./m3.

Este sistema presenta, como ventaja, su poco peso. Contando todas las piezas de montaje, el peso oscila entre 0,9 y 2 Kg./m2.

Las planchas aislantes y las chapas onduladas (o de canaleta), forman una estructura de dos capas. En los techos de poca inclinación y en los de grandes luces, es muy importante procurar que exista una ventilación perfecta entre ambas capas para impedir la formación de condensaciones. Sobre locales con humedad relativa ambiente elevada, o donde no sea posible o conveniente disponer la ventilación entre capas, indicada precedentemente, es necesario colocar una barrera de vapor del lado interior (lado caliente en invierno), vale decir, debajo de las placas aislantes de poliestireno expandido; esta recomendación es aplicable, obviamente, en zonas templadas a frías y puede no ser necesario en zonas cálidas a muy calurosas (verificar según norma IRAM 11625).

Los diferentes sistemas para la colocación de placas aislantes se distinguen básicamente por el hecho, de que las placas o se montan entre los apoyos sobre las correas, o independientemente de las divisiones de las correas, eventualmente con una estructura independiente.

Otro sistema bastante difundido es utilizar las chapas onduladas como soporte inferior para placas aislantes de poliestireno expandido, que se adhieren con asfalto o se fijan con tensores. Estas placas se ajustan, en su parte inferior, a la onda de las chapas; su cara superior, totalmente lisa, lleva una membrana de aislación hidrófuga. En este caso, las chapas onduladas pasan a cumplir una función estructural de sustentación y de freno o barrera de vapor.

Techos con cubiertas de chapa Trapezoidal

Estos techos se aíslan en su parte superior, como los techos planos. Si las cámaras de aire que quedan entre las ondas de las chapas de acero, no son lo suficientemente herméticas, puede ser necesario incorporar una barrera de vapor. El espesor de las planchas de poliestireno expandido depende del valor de aislamiento térmico necesario, de la carga aplicada sobre la cubierta y del tipo de perfil de las chapas de acero.

Por lo general se utilizan planchas de poliestireno expandido de peso específico aparente de 20 - 25 Kg./m3.

Techos de tejas cerámicas (Techo Ventilado)

Para este tipo de cubierta se puede utilizar poliestireno expandido en forma de planchas o elementos modulares para bajo teja.

Las planchas de poliestireno expandido de peso especifico aparente de 15 Kg./ m3 tipo difícilmente inflamable según DIN 4102 (auto extinguible), se pueden colocar entre los cabios, clavados sobre listones o sobre el revestimiento de tablas machimbradas, si éste existe. También pueden ser clavados debajo de los cabios, o bien sobre éstos. En estos casos se evitan los puentes térmicos si se colocan las planchas en forma continua.

Si se coloca un revestimiento de madera machimbrada (o de otro tipo) sobre los cabios, las planchas aislantes pueden ir encima de éste, sobre una barrera de vapor y clavadas a los cabios a través del mismo.

Las planchas con muescas o encastres presentan juntas que impiden los puentes térmicos.

Los elementos modulares para bajo teja, de poliestireno expandido, se encastran entre sí y se colocan sobre las alfajías. A su vez sostienen las tejas, quedando entre éstas y la superficie del elemento modular una cámara que permite la circulación de aire, asegurando así la ventilación del techo.

Este material, prácticamente impermeable, protege toda la estructura de madera, manteniéndola seca.

Es igualmente aplicable en cubiertas de hormigón. Se puede utilizar en techados ya existentes para corregir problemas térmicos no resueltos.

Techos invertidos

Como alternativa a la disposición de capas descriptas para el techo plano, en el llamado "techo invertido" el aislante térmico de poliestireno expandido se encuentra encima de la cubierta, protegiendo a la aislación hidrófuga, la que de ese modo, permanece a temperaturas casi constantes.

Este sistema presenta varias ventajas importantes:

  • Protección de la capa de impermeabilización contra los cambios de temperatura (la exposición a temperaturas extremas, los ciclos de congelamiento y descongelamiento)
  • Protección a la acción de rayos ultravioletas y contra la destrucción mecánica (granizo).
  • Debido a que la capa de impermeabilización está protegida por la capa de aislamiento térmico, se ahorran en gran parte los trabajos de conservación.
  • Por su colocación directa sobre la estructura portante, la impermeabiIización resulta menos sensible a las penetraciones punzantes.
  • En caso de ser necesaria la localización de una pequeña perforación, es más fácil determinar las zonas dañadas.
  • Mediante este sistema pueden construirse más fácilmente, terrazas accesibles y ajardinadas.

Construcción

Las placas deben ser de un peso específico aparente de 20 Kg./m3 ó de 25 Kg./m3, si son para techos transitables, o que soportan sobrecargas.

Pueden tener juntas tipo gancho o escalonadas, con ranurado en la parte inferior y/o superior y ser de poliestireno expandido auto extinguible.

Para permitir el escurrimiento del agua, se debe prever una pendiente de un 3% como mínimo (preferentemente 6%). Sobre la losa de hormigón bien limpia, se aplica una capa de imprimación y luego la impermeabilización. No se deben utilizar productos que contengan solventes.

Las planchas se colocan bien cerradas y ajustadas. Como terminación se puede realizar un recubrimiento de grava u otro apto para proteger las planchas de poliestireno expandido contra los rayos solares.

En el caso de un techo transitable, se recomienda colocar el revestimiento (losetas, baldosas), mediante soportes y distanciadores, sobre las placas de poliestireno expandido con unos 10 a 15 mm. de separación entre el revestimiento y la placa.

 

Arias 81-Junín(6000) Planta Industrial:Calle Colectora y Uruguay Ruta Nac.Nº 7 - Junín -Telefax:(236)443.3348-5008
Copyright 2004 - Induspol S.R.L. - Desarrollado por www.julianadebernardi.com.ar